8/7/12

235.




No obstante, me gustaría saber qué parte de necesidad y qué tanto de curiosidad han guiado a los hombres en su largo recorrido. No sé por qué el olfato me dice que los saltos importantes en la Humanidad  -que no son tales ni repentinos, sino logros de procesos cotidianos que no se detienen-  son más bien resultado de la llamada curiosa e impertinente que el animal humano atiende. Incluso a veces de modo improvisado y audaz.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada