10/8/12

283.




¿Se justifica esa patología social por sí misma? Pero no se trata solamente de la demostración de unas pautas colectivas. Tiene que haber algo más. Un identificarse personalmente con ellas, una conducta que lleva a asumirlas, una manera de pensar y actuar sobre la vida. Naturalmente, claro que hay una moral al uso o, mejor dicho, una tasa ética al consumo que grava con una alta imposición, en la mente pensante y decisoria del individuo. Aunque para acoplarse a esa patología encierre su pensamiento en la trampa que le retiene en lo que muchos consideran su gran valor personal: la capacidad adquisitiva y el disfrute perecedero.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada