3/8/13

433.




Despertar de los sueños puede suponer la tentación de emprender nuevos propósitos. De aquel sueño salió con uno obsesivo: había que dudar hasta de lo razonable. ¿Pero qué era lo razonable?, pensó. Y siguió durmiendo.

3 comentarios:

  1. Los sueños don mejor que la realidad.

    ResponderEliminar
  2. Hola; una vuelta de tuerca al "cogito ergo sum" a través del spleen.

    Saludos.
    Pablo.

    ResponderEliminar