4/6/12

169.





Se me dirá: pero las letras del alfabeto también son símbolos. Naturalmente. Símbolos que se convirtieron en herramientas y que permitieron desarrollar esa simbiosis maravillosa: la habilidad del lenguaje y la capacidad del pensamiento. El lenguaje y el pensamiento, no obstante los asaltos que periódicamente sufren por parte de quienes los desearían esclerotizados, son la antítesis de las banderas. Donde unos hablen no caben las otras. 



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada